miércoles, 21 de noviembre de 2012

REGRESA SEÑOR






Los ruidos aturden, aturden la mente
Locura, locura hiriente
Gritos, risas y cantos
Impiden que te escuche la gente
                                                                             
En dónde quedo la armonía
La risa, la sana alegría ?
En dónde el alegre cambio
De una nueva vida ?
 
Animalitos sin freno…
Buscando placeres,
En un mundo enfermo.
 
Palabras calladas,
Queman la lengua
De alguien cansado
Por no ser escuchado
 
Regresa Señor…!!!
a este mundo alocado
Que se escuche tu voz
Siempre y marca tu vado.